Nosotros Latest Release Foro
 
 

Escrito por:

Madonna, Shep Pettibone y Anthony Shimkin, salvo “Where Life Begins”, “Waiting” y “Secret Garden” (Madonna y André Betts), “Rain” e “In This Life” (Madonna y Shep Pettibone), “Did You Do It?” (Madonna, Shep Pettibone y André Betts) y “Fever” (Eddie Cooley y John Davenport).

Producido por:

Madonna y Shep Pettibone, salvo “Where Life Begins”, “Waiting”, “Did You Do It?” y “Secret Garden” (Madonna y André Betts).

Fecha de publicación:

20/10/1992

Formatos:

Vinilo/CD/Cassette

Fotografía:

Steven Meisel

Diseño gráfico:

Fabien Baron y Siung Fat Tjia

Charts:

#2 en USA (2.000.000 – Platino x2)
#2 en UK (600.000 – Platino x2)
#5 en España (100.000 – Platino x1)

Ventas:

5.000.000 en todo el mundo.

 
   
 

 

Erotica 1992

El álbum

 

Erotica

Fever

Bye Bye Baby

Deeper And Deeper

Where Life Begins

Bad Girl

Waiting

Thief of Hearts

Words

Rain

Why's It So Hard

In This Life

Did you Do It?

Secret Garden

 

 


Gracias a Shep y a Dre por sacar lo mejor - la bestia - en mí



La llegada de los años noventa supuso a los grandes artistas de la década anterior el tener que afrontar una nueva realidad: el público ahora prefería propuestas musicales más “realistas”, dada la difícil situación social y económica de la época, mientras que la superficialidad y la alegría de los ochenta quedaban olvidadas en el pasado. Había llegado una nueva etapa.

Madonna, siempre al día con lo que sucede en el mundo, decidió plantar cara al puritanismo y a los tabúes sexuales de entonces, especialmente presentes en la sociedad americana. Los primeros noventa estaban siendo años de reivindicaciones sociales y de una creciente preocupación por el problema del Sida, causa con la que siempre se había sentido identificada.

De este modo, llevó un paso más allá

 
   
 
el camino iniciado con “Justify My Love” y creó un álbum completo dedicado a la sexualidad y a las relaciones personales. Crudo, directo y no necesariamente agradable, pero justo como era la realidad de aquellos años. Musicalmente, una propuesta muy arriesgada y adelantada a su tiempo, en la que el dance se mezclaba con el hip-hop, el house y el R&B para dar lugar a un nuevo sonido, casi dance-vanguardista.


 
   
 

Para este nuevo proyecto, Madonna decidió acompañarse de su por entonces más fiel colaborador, Shep Pettibone, con quien exploraría la faceta más bailable del álbum (“Deeper And Deeper”, “Thief Of Hearts”, etc). Por otro lado, André Betts, el productor secundario del disco, se orientaba más hacia al hip-hop y el R&B.

El resultado fue un abanico de catorce canciones en las que Madonna hablaba no sólo de sexo (“Erotica”, “Where Life Begins”), sino también de rupturas (“Bye Bye Baby”), de amores no correspondidos (“Waiting”), de su relación con los medios (“Words”) y hasta de la pérdida de varios amigos a causa del Sida (“In This Life”).



Las sesiones de grabación comenzaron el 8 de julio de 1991 y no terminaron hasta el 15 de agosto de 1992. Para cada tema, por lo general, Shep Pettibone le enseñaba a Madonna una pista instrumental, sobre la que ella construía las melodías y escribía una letra. Fue un proceso largo, interrumpido por los compromisos cinematográficos de Madonna, que rodó “Ellas Dan El Golpe” y “El Cuerpo Del Delito” al mismo tiempo que grababa su álbum.


 
   
 

Por tanto, no había tiempo que perder cuando Madonna y Shep se metían en el estudio. “Ella es lo opuesto a la calma”, declaraba Pettibone más tarde acerca de la grabación del disco, “su nivel de paciencia es muy bajo, por lo que tienes que hacer que las cosas fluyan. Es mejor sacar el ángel que hay dentro de ella, porque la bestia no es tan divertida”.

Por si fuera poco, por aquel entonces Madonna también entraba de lleno en el mundo empresarial, gracias a la creación de Maverick, su propia compañía multimedia, bajo el mando de Warner, y a través de la

 
   
 
cual editaría a partir de ahora todos sus lanzamientos, además de apoyar a nuevos talentos (Alanis Morissette sería su artista más destacada, años más tarde).


El primer lanzamiento editorial de Maverick sería el libro “SEX”, un polémico ensayo irónico que mostraba a Madonna completamente desnuda y cuyo impacto social marcaría el principio de un largo período de decadencia en la popularidad de su protagonista. Por su parte, “Erotica” sería el primer álbum musical editado por el sello.


Pero pongámonos en situación: en octubre de 1992, cuando se publicó el disco, Madonna llevaba ya dos años explotando de lleno su faceta más sexual, con “Justify My Love”, el documental “En La Cama Con Madonna” y el libro “SEX” (publicado al mismo tiempo que “Erotica”), seguidos. Además, no tardaría mucho en llegar a los cines “El Cuerpo Del Delito”, que se caracterizaba por su alto contenido sexual. El público en general se preguntaba si Madonna no estaba llegando demasiado lejos. Y es que ante tal panorama, ¿qué oportunidad tenía el disco de ser juzgado por su lado estrictamente musical y no por las circunstancias que lo rodeaban?

La mayor desilusión de mi carrera es el hecho de que mi disco ‘Erotica’ fuese pasado por alto por toda la polémica del libro ‘SEX’”, confesó Madonna años más tarde. “Simplemente quedó perdido entre todo lo demás. Creo que hay algunos temas brillantes en él, pero la gente no le dio una oportunidad. Eso me desilusionó, pero no estoy desilusionada con el disco en sí”.

 
   
 


Y justo así ocurrió. Aunque las críticas que se centraron sólo en el aspecto musical eran por lo general positivas (la revista

 
   
 

“Rolling Stone” lo definió como “uno de los mejores discos de su carrera”), las ventas no acompañaron y quedaron muy por debajo de los estándares de Madonna, con dos millones de copias vendidas en Estados Unidos (frente a los 10 de “The Immaculate Collection”, su más reciente éxito) y cinco en todo el mundo.

Tan sólo unos meses antes, en verano de 1992, el single “This Used To Be My Playground”, una inocente balada extraida de la BSO de la película “Ellas Dan El Golpe”, había sido número uno en las listas americanas, lo que demostraba que el problema de Madonna no estaba en la música en sí, sino en las polémicas que acompañaban.

Pero ella, siempre luchadora, no dejó que los reveses frenasen su camino y siguió apoyando “Erotica” durante todo un año, a fuerza de publicar single tras single y saliendo de gira, con su “Girlie Show”, en otoño de 1993. Y con el tiempo, como suele ocurrir en estos casos, “Erotica” fue convirtiéndose en un disco de culto y en uno de los favoritos de sus fans más acérrimos.



 
 
Promoción de Erotica
This Used To Be My Playground Sex Book El Cuerpo Del Delito
 
 


Para terminar, comentaremos algunos aspectos relacionados con el diseño gráfico del álbum.

Por primera vez desde 1984, Madonna abandonaba a Jeri Heiden y dejaba el diseño en manos de Fabien Baron, quien a través de las imágenes de Steven Meisel para el libro “SEX” supo plasmar correctamente la crudeza que el disco necesitaba.
Fue él también el director del video de una hora de duración “SEX – The Movie” (que nunca llegó a publicarse) y del video-clip del primer single. La foto de portada del álbum es exactamente la misma que la de la funda del libro, aunque en un principio no iba a ser así: Madonna quería utilizar una foto en la que sale con un látigo, chupándose una axila (ver derecha). Los directivos de Warner se lo prohibieron, pero igualmente ella la incluyó dentro del libreto.

Por otro lado, el disco tuvo que incluir la etiqueta de “Parental Advisory”, debido a los raps explícitos de “Did You Do It?”, tema que fue excluido de la versión “clean” de “Erotica”, que salió a la venta paralelamente a la normal.

 
   
 

 

Erotica, Deeper & Deeper, Fever, Bad Girl, Bye Bye Baby...
Ver página siguiente