Nosotros Último Lanzamiento Madonna Sect
 
 

Producido por:

Madonna y William Orbit; Madonna, William Orbit y Marius De Vries (*); Madonna, William Orbit y Patrick Leonard (**); Madonna y Marius De Vries (†).

Escrito por:

Madonna y William Orbit, salvo “Drowned World/Substitute For Love” (Madonna, William Orbit, Rod McKuen, Anita Kerr y David Collins), “Ray Of Light” (Madonna, William Orbit, Clive Muldoon, Dave Curtis y Christine Leach), “Candy Perfume Girl” (Madonna, William Orbit, Susannah Melvoin), “Skin”, “Nothing Really Matters”, “Sky Fits Heaven” y “Frozen” (Madonna, Patrick Leonard); “The Power Of Good-Bye” y “To Have And Not To Hold” (Madonna, Rick Nowels); “Has To Be” (Madonna, William Orbit y Patrick Leonard).

Fecha de publicación:

02/03/1998 (Europa), 03/03/1998 (USA)

Formatos:

Vinilo/CD/Cassette/
MiniDisc

Fotografía:

Mario Testino

Diseño gráfico:

Kevin Reagan y Kerosene Halo

Charts:

#2 en USA (3.900.000 – Platino x4),
#1 en UK (1.710.000 – Platino x6),
#1 en España (300.000 – Platino x3)

Ventas:

16.000.000 en todo el mundo.

 
   
 

 

Ray Of Light 1998

El álbum

 

Drowned World/
Substitute For Love

Swim

Ray Of Light

Candy Perfume Girl

Skin

Nothing Really Matters

Sky Fits Heaven

Shanti/Ashtangi

Frozen

The Power Of Good-Bye

To Have And Not To Hold

Little Star

Mer Girl

Has To Be

 

 


A William Orbit, por compartir mi visión y atreverse a soñar



Durante 1997, ya finalizada la promoción de Evita, Madonna empezó a componer junto a Patrick Leonard, uno de sus colaboradores habituales, y con quién había trabajado por última vez en el tema Ill Remember en 1994. No muy convencida por los resultados obtenidos, que se alejaban del sonido que tenía en mente para su nuevo disco, aparcó esas creaciones, y se puso a escribir nuevas canciones junto a uno de los colaboradores de su último álbum, Babyface.

Se desconoce lo que llegó a componer junto a él, pero lo que está claro es que todo ese trabajo fue desechado por no casar con el nuevo proyecto que ella quería llevar a cabo. También por aquel entonces, se dice que, junto a Rick Nowels llegó a escribir hasta siete temas, que en un principio también acabó abandonando por no quedar satisfecha con los resultados.

 
   
 


Y ahí fue cuando William Orbit entró en el ruedo, un productor y compositor británico de música electrónica que destacaba desde hacía años, sobretodo en Europa, con quién vio que podría sumergirse en los sonidos techno y dance que deseaba para su disco.


 
   
 

Madonna le mandó algunas de las composiciones creadas junto a Leonard y Nowels, y él le envió varias demos instrumentales suyas para que ella tuviera también material para poder trabajar. La Ciccone quedó satisfecha esta vez con el camino por donde estaba encarrilando su nuevo proyecto, y se decidió a seguir produciendo junto a él. En la mayoría de las ocasiones, ella escribía a partir de fragmentos instrumentales creados por Orbit, y después entre ambos acababan de dar forma a la canción.

Se tardó cuatro meses y medio en grabar el álbum, en unos estudios de Los Angeles. La mayor parte del tiempo fue invertida en la parte instrumental, sobretodo por la insistencia de Orbit de trabajar con ordenadores y sintetizadores en vez de músicos en directo. Varios problemas con el equipo informático ayudaron a que se retrasara todo aun más. Por suerte, la parte vocal se grabó fácil y rápidamente. Marius De Vries aportó algunos toques finales a la producción una vez finalizado el trabajo.



Antes de lanzar el disco Madonna quiso probar la reacción del publico ante su nuevo álbum, y con esa intención se lo llevó a su amiga Ingrid Casares, para que lo pincharan en Miami, en su Club Liquid.



También cuando aun no había sido publicado el disco, el día 14 de febrero de 1998, Madonna actuó en el club Roxy de Nueva York, presentando en exclusiva tres temas de su nuevo trabajo: Sky Fits Heaven, Shanti/Ashtangi y Ray Of Light.


 
   
 

A finales de febrero en Europa y principios de marzo en USA, fue publicado el primer single del disco, Frozen.
El tema alcanzó el número uno en muchos países, y el dos en algunos otros, debido a la fuerte competencia que le supuso la Banda Sonora de Titanic. Poco después, el álbum vivió más o menos la misma suerte, alcanzando el número uno en países como Reino Unido, pero quedando en el dos en otros como Estados Unidos.

El disco se llevó varios premios, entre los que destacan cinco estatuillas por el videoclip de Ray Of Light en los MTV VMA de 1998, junto a una más por el videoclip de Frozen. Durante la entrega de los Grammy en 1999, se llevó dos premios por el video de Ray Of Light más otros dos por el álbum, uno de ellos como “Mejor Álbum Pop”.



 
 
 
 
MTV Video Music Awards 1998
 
Grammy 1999
 
 


Los críticos de todo el mundo coincidieron en decir que Madonna había creado su mejor disco desde Like A Prayer, y en general, uno de los mejores de la década de los noventa, un disco emocional, con grandes letras, de contenido espiritual, y con una Madonna más madura, sobretodo en su voz, tras Evita.

El único bonus track de éste disco fue Has To Be. La edición estándar del disco contó con 13 cortes, pues para Madonna, iniciada ya en el estudio de la Kabbalah, ese era un número de la suerte. Una edición especial fue publicada en formato Digipak, con una portada y contraportada holográficas diseñadas por Kevin Reagan y que le valieron un premio Grammy en 1999.

 
   
 

 

Frozen, Ray of Light, Drowned World/ Substitute for Love y más...
Ver página siguiente