Nosotros Último Lanzamiento Madonna Sect


Soy actriz. El teatro es educación, si se fija.
Y también los niños pueden acudir a ver mi espectáculo. Ven cosas mucho peores en las revistas pornográficas.


Entonces, ¿por qué no provocar preguntas que exijan de los padres una respuesta inmediata?


Después de días, semanas y meses hablando sobre la gira, Madonna llegaba por fin a España, las citas eran en Madrid, Vigo y Barcelona, respectivamente.






La prensa siguió a Madonna meticulosamente, literalmente minuto a minuto. “Mi llegada a Madrid ha resultado más loca que la de Roma” – dijo Madonna al entrar al hotel que la acogía en la capital.



El diario “El Mundo” publicaba esta entrevista a Madonna, cuando la cantante se encontraba aún en Turín:



   
 




Momentos antes de iniciar su concierto en Turín, Madonna concedió esta entrevista. Durante ella, miró con aire altanero, llevaba un corpiño de raso de Gaultier y collares, muchos collares de perlas al cuello, con diversas efigies de la Virgen adosados. Plantó los codos sobre la mesa y esperó las preguntas.
 
   

¿He pensado en la diferente acogida que ha tenido su gira Blond Ambition en Japón y Estados Unidos con respecto a Italia?

En Estados Unidos la gente me conoce y entiende mi humor. Aquí no, y la ignorancia lleva muy lejos.

¿Cómo nació el espectáculo?

Quería presentar mis canciones de manera teatral. Para ‘Express Yourself’ me inspiré en mis vídeos y en ‘Metropolis’.

¿Por qué ha alterado así ‘Like A Virgin’, con esos arreglos orientalizantes?

Porque me gustan, tuve esa inspiración. ¿por qué Picasso pasó de unos peíodos a otros? Quién sabe.

¿Por qué la cama de terciopelo rojo, la masturbación, el coito simulado?

Estoy impulsando al máximo la idea de la sexualidad y el amor. La masturbación es el primer acto de amor hacia uno mismo. Aquí yo soy la que mando; llego como una cortesana, pero en la relación sexual estoy encima, como suelen hacer los hombres. Y los hombres tienen senos, como suelen tener las mujeres. Y los senos, como se ve por mi vestuario, son una arma. Sin embargo, esa exploración se hace de manera humorística.

Semejante inversión de los papeles hace pensar que Madonna puede haber elaborado un posfeminismo particular.

Podría ser.

¿Y esa pasión por los temas religiosos?

Quería presentar las canciones religiosas en un ambiente precioso. A mí me educaron en el respeto al catolicismo. Mi padre me hacía madrugar e ir a misa todas las mañanas. La religión mi punto de partida. Tenía que ocuparme de la casa y de mis hermanos, sin descansar nunca. Mi padre no admitía el reposo, era pecado. Yo preguntaba: ¿por qué no puedo ser cura? ¿Por qué no se puede hacer el amor antes del matrimonio? Y él me contestaba que ‘porque no’.
Ahora he aprendido que lo habían educado así y la disciplina me ha sido muy útil para mi trabajo. Recuerdo que mi madre, que murió cuando yo era pequeña, era también muy religiosa, pero de manera pasional. En eso he salido a ella.

Entonces ¿sostiene usted que es una buena católica?

No. Digo que soy buena y que soy católica.

En Italia quien mezcla lo sacro con lo profano siempre ha tenido poca suerte.

¿Y yo que quiere que le haga? Si no lo aprecian, paciencia.

Este espectáculo suyo es teatral, no para estadios.

Las estructuras son tan tremendas que habría que hacer diez sesiones en cada ciudad y los costes serían demasiado elevados.

¿Le gusta mucho el dinero?

Pues sí, claro. Quien diga que no es un mentiroso.

¿Cómo utiliza el poder de su dinero?

Para divertir y educar a la gente, como en este caso.

¿Se considera cantante?

No. Soy actriz. El teatro es educación, si se fija. Y también los niños pueden acudir a ver mi espectáculo. Ven cosas mucho peores en las revistas pornográficas. Entonces, ¿por qué no provocar preguntas que exijan de los padres una respuesta inmediata?

¿Por qué cree que gusta tanto a los chicos?

Porque soy honrada, celebro la vida y ellos lo comprenden. Los niños no intelectualizan las cosas.

¿Sabe que la RAI pensaba suspender la retransmisión de su actuación en España?

No. Se está volviendo al fascismo.

 

 
   


Incluso Pedro Almodóvar publicó un artículo en donde contaba cómo conoció a la estrella norteamericana y como fue la fiesta que él mismo organizó en su honor:


   
 

“Conocí a Madonna al día siguiente de perder el Oscar. Ella misma me llamó al hotel, Madonna es una chica muy directa. Estaba rodando ‘Dick Tracy’ y a mí me apetecía mucho conocerla y ver los decorados de la película, así que fui a verlas a los estudios Universal.

Durante las tres o cuatro horas que pasé con ella fue adorable y uno siempre recuerda cosas, cuando te suceden en Los Angeles. Por aquella época Madonna estaba radiante, respiraba felicidad por todos sus poros. Ella misma me lo confirmó, acababa de romper con una pesadilla (Sean Penn) y de iniciar un sueño (Warren Beatty).Me relaciono muy bien con las mujeres enamoradas, tanto con las que viven en la plenitud del amor, o al contrario.

 
   

Estuvo tan graciosa, tan deliciosamente vulgar, tan espontánea que yo le pregunté si era capaz de hacer todo eso delante de la cámara. Ella me respondió: ‘Compruébalo’. Todo un reto y una tentación. Después yo volví a España, me enfrasqué en ‘¡Átame!’ y he vuelto a comunicarme con ella en dos o tres ocasiones. Quedamos en vernos cuando pasara por Madrid y así ha sido. Una noche antes de su actuación cenamos con todo su grupo y parte de mi compañía estable: Bibi, Loles, Rossy, Antonio y Manuel Banderas, Alaska, Sybila, Carlos Berlanga, etc.

Como anfitrión traté de ofrecerle lo más adecuado, una cena vegetariana que ella misma me pidió animada por un cuadro flamenco, numerosos especiales interpretados por Bibi, Loles, Rossy y el Banderas, y un poco de relax antes de enfrentarse a la noche. Pero la Madonna que me encontrado en Madrid estaba más cansa que la de Los Angeles y un poco más crispada. Los meses de gira habían debilitado su cabello descolorido. Como europeo le pedí perdón por sus problemas con los carcas italianos, y ella, a su vez, hizo lo propio con sus paisanos americanos. Le prometí que aquí no tendría problemas, que se encontraba en un país sin censura donde todo el mundo entendía muy bien el poder y la debilidad de la carne.

Todavía no he visto su espectáculo pero sé que la sensualidad forma una parte muy importante del mismo. Una sensualidad dominante y femenina. Durante la cena estuvo preguntando la traducción en español de varias frases que dice en el espectáculo, todas ellas obscenas y divertidas. Para mí fue un placer enseñarle palabrotas que ella iba apuntando en una libreta y que yo le hacia pronunciar una y otra vez hasta que se pareciera al español. No hay quién le niegue que es una curranta. Le interesaron mucho los dos Banderas (Antonio y Manuel), pero desgraciadamente ninguno de los dos estaba libre. Hacia medianoche nos despedimos, ella rodeada de guardaespaldas y yo con la sensación de haber hablado demasiado, porque acabo de operarme de un pólipo y el médico me ha pedido que hable muy poco. Pero soy un caballero y no puedo olvidar que al día siguiente de no ganar el Oscar ella me llamó y estuvo deliciosa conmigo. De todos modos, sin ser perfecta, esta chica tiene algo, de verdad. Y no sólo ambición, como dice Mick Jagger”.

 
   


El primer concierto español, el de Madrid, se comentó en todos los periódicos del país:














No todo fueron buenas críticas para Madonna, aquí os dejamos un ejemplo:


   
 


“Muy bien lo de Madonna, entretenido, animado, con gran profusión de medios e incluso con un pequeño tanto por ciento de feeling y entrega por parte de la bailarina-cantante. Poca imaginación, sin embargo, ya que el show fue una especie de viaje por el pasado de la revista musical; nada nuevo bajo el sol, pero, eso sí, todo ello llevado a cabo a lo grande y a lo espectacular. La función se desarrolló más o menos como nos habían contado: set post industrial, set católico, set Dick Tracy, set discotequero, etc. Los vestidos de Gaultier son tan feos y tan poco favorecedores como en las fotos, y ella está tan delgada, y en forma, como siempre.
 
   


Sin embargo, pudimos observar varias cosas que no nos habían anunciado: que los músicos permanecen todo el rato en la penumbra – despojados de todo protagonismo por la vedette y el cuerpo de baile – sería una de las más significativas, porque queda bien claro que lo de Madonna es un espectáculo de teatro musical y no un concierto pop.

Tampoco nos habían dicho que Madonna es una buena bailarina con más garra y nervio en esta faceta que en la de cantante. Madonna transforma radicalmente el contenido y la forma de sus canciones, convirtiendo el pimpante ‘Like A Virgin’ en una aburrida balada pretendidamente erótica y el cínico ‘Material Girl’ en una verdadera payasada a lo Carol Burnett. Cambios de trajes, de escenarios, etc., sorprenden y animan al espectador cada dos por tres. So te van a hacer pagar 4.000 pesetas, qué menos que invertir en un show costoso e imaginativo, ¿no? Aunque Madonna no es como las otras stars modernas; sólo su encanto y la mágica visión de su persona bastarían para satisfacer al público.

Y vamos a terminar con un comentario sobre la faceta provocativa de la italo-yanqui; mi idea - después de haberla visto actuar - de radica la causa de tanto escándalo. Madonna es sencillamente una ordinaria, probablemente con poca educación y refinamiento, que confunde el sex appeal y el erotismo con lo chusco y la guarrada pura. Hay gente que es sexy con sólo mover un dedo y ella necesita retorcerse, sacudirse, acariciarse y desvestirse para acabar resultando sólo cómica. Del mismo modo que Chef Khaled sólo necesitaba subir al escenario y cantar para conmocionar al público, ella, con diseñadores, bailarines, máquinas hidráulicas y sofisticaciones a go-gó - ¡total para qué! – sólo consigue hacer pasar un buen rato… que luego se olvida rápidamente”.

Patricia Godes

 
   


Hay que añadir que el concierto de Vigo no fue un llenazo total. Y esto se debe a varios factores. El primero  es que esa misma noche actuaba también en Galicia, Prince (otro de los grandes iconos de los 80’). Y el segundo, que el concierto de Vigo se anunció con muy poca antelación.  En un principio, sólo estaba planeado que Madonna actuara en Barcelona y Madrid (el 25 y 27 de julio respectivamente), pero finalmente las fechas cambiaron a 27 de julio en Madrid y 1 de agosto en Barcelona. Al tener un hueco considerable entre ambos conciertos se decidió incluir Vigo (29 de julio), concierto que no se confirmó hasta un mes antes de que tuviera lugar (cuando la mayoría de gente que quería ver a Madonna ya habían comprado sus entradas para Barcelona o Madrid). Las entradas de Vigo, de hecho, fueron hasta diferentes, pues no incluían ninguna foto de “Express Yourself” como las demás.

La visita de Madonna a Vigo fue muy fugaz: a las 17:00 de la tarde de ese mismo 29 de julio llegó al aeropuerto gallego y de ahí se fue directa al estadio de Balaídos para las pruebas de sonido; horas más tarde tuvo lugar el concierto, que empezó con puntualidad, y seguidamente, esa misma noche, Madonna voló hacia Barcelona.



En Vigo, como en Madrid, Madonna también lució la camiseta del equipo local del fútbol, el Celta de Vigo en este caso. En Barcelona se dice que no se puso ninguna camiseta de fútbol debido a que actuó en el Estadi Olímpic, que ni era el campo del Barça ni el del Español (equipos de la ciudad Condal).


Para terminar os dejamos este curioso recorte que enumera los requisitos del camerino que exigió Madonna: