Nosotros Último Lanzamiento Madonna Sect

 

Aunque George Bush y Saddam Hussein son personas distintas que sirven diferentes propósitos, ambos tienen una visión muy corta de cómo solucionar los problemas y todo se trata de poder. Una lucha es por petróleo y la otra por la dominación mundial, y al final ¿son realmente diferentes?

Ambos actúan de manera ireresponsable. En ese sentido, son iguales



ESTADOS UNIDOS


 

El Re-invention tour mostró el lado más filantrópico de Madonna, y también el más político. Justo antes de las elecciones presidenciales, Madonna intentaba conciencizar a la gente de Estados Unidos sobre lo mismo que el resto del mundo: la situación mundial debido a la política del presidente George Bush y su posible re-elección.

Apelar a la razón de la gente no fue algo que sentara muy bien en America, y Madonna fue extensamente criticada por ello. Algunos abandonaron el concierto a la mitad, cansados de las continuas referencias a la guerra y llamados en pro de la paz mundial, alegando que ellos iban a por entretenimiento y no para escuchar "discursos políticos".

En ocasiones, Madonna era más directa y hablaba sobre el tema de la re-elección en concreto, y también alababa a personajes considerados anti-patrioticos por criticar la política Americana de aquel momento como Michael Moore, lo cual le ganó abucheos por parte de algún sector de la audiencia.

Probablemente lo más polémico fue que mostrara el vídeo original y sin censura de American Life como fondo de la actuación de la misma, en el cual al final se podía ver a George Bush y a Saddam Hussein intercambiándo muestras públicas de afecto, como por ejemplo, dándose un beso. Cuando fue cuestionada al respecto en una entrevista, Madonna contestó que la razón por la que mostró a ambos líderes políticos de ese modo, fue para representar que si bien eran dos personas distintas con diferentes propositos, tenían en común su irresponsable comportamiento al tomar decisiones, y que se dejaran llevar igualmente por la codicia: uno por hambre de poder y otro por petroleo.


ISRAEL


 

Cuando la gira se anunció existía la intención de que ésta visitara Israel. No obstante, los planes tuvieron que cancelarse debido al riesgo que suponía viajar allí en esos momentos. Según la propia Madonna, fue su manager, Caresse Henry, quién insistió en suspender la visita: “Si fuera por mí, iría, pero mi manager no me lo permitiría”. Los periódicos aprovecharon la situación para decir que Madonna no iba a Israel porque había recibido amenazas contra sus hijos, algo que fue desmentido.


PORTUGAL - LISBOA


 

También hubo problemas en Portugal, donde acaban teniendo que suspender los dos conciertos. El problema residía en que, en una de las fechas que Madonna quería (12 de septiembre), el Atlantico Pavillion de Lisboa ya estaba reservado a la secta “Iglesia Mannha”. Dicha secta se negó a posponer su evento (y menos por una persona como Madonna, a la que menos guapa la llamaron de todo), así que Madonna tuvo que re-situar sus conciertos para actuar un día después, las fechas finales no se confirmaron hasta el mes de agosto. En el tourbook de la gira las fechas portuguesas no están corregidas, figuran aún las iniciales (12 y 13 de septiembre)


IRLANDA - SLANE CASTLE


 

No sería una gira de Madonna, si no hubieran quejas en varios lugares. En Irlanda, Madonna iba a actuar en el Slane Castle (cercano a Dublín), siendo éste el único concierto al aire libre de la gira; pero, antes de la visita de la estrella, los lugareños amenazaron con emprender acciones legales en la alta corte para cancelar el concierto, por miedo a que hubiesen problemas de desorden público si éste se realizaba.

Madonna era la primera cantante que actuaba un domingo en Slane Castle desde que lo hizo Bob Dylan en 1984 (concierto que sí terminó en disturbios). Sin embargo, el 29 de agosto era la única fecha en la que Madonna podía colocar ese concierto y no se cambió.

El macroconcierto transcurrió sin incidente alguno (exceptuando la lluvia y, por consiguiente, el frío); sin embargo, la controversia fue alimentada por parte de la iglesia católica y el resultado fue que el concierto de Slane Castle fue el único que no agotó todas sus entradas. Se vendieron 68.000 de las 80.000 entradas posibles.


ELTON JOHN


 

Y para terminar, no podemos olvidar las amables palabras que Elton John se tomó la molestia en dedicar a Madonna desde un escenario y frente a todo el mundo cuando subió a recibir un premio en los Q Awards, en los cuales el re-Invention Tour habia sido nonimado a la mejor actuación en directo:

"Madonna, ¿la mejor puñetera actuación en directo? No me jodáis, ¿desde cuando simular cantar es hacer directo? Quien sea que haga playback sobre un escenario público cuando has pagado 75 libras para verle, debería recibir un tiro. Esto quiere decir que quedaré fuera de su lista de tarjetas de navidad, pero realmente me importa una mierda".

Liz Rosenberg contestó a esos comentarios de manera muy diplomática, diciendo:

"Madonna no hace playback, tampoco ocupa su tiempo en basurear a otros artistas. Ella cantó cada nota de su re-Invention Tour en directo y no está avergonzada de haber sido bien pagada por su duro trabajo. Elton John sigue en su lista de tarjetas de navidad, al margen de que sea amable... o un capullo."

Un fan de Madonna bastante conocido por su talento para con el arte gráfico, creó por aquel entonces una imagen que básicamente resumía todo lo que había que decir al respecto: