Título Original:
"Dick Tracy"
Personaje:
Breathless Mahoney
Director:
Warren Beatty
Año de producción:
1989
Año de estreno:
1990
Reparto principal:
Warren Beatty
Al Paccino
Madonna

Género:
Acción/Comedia
Duración:
103 minutos
Presupuesto:
47 millones de dólares
Recaudación Taquilla:
103 millones de dólares en EE.UU.

Dick Tracy (Warren Beaty), un policía incorruptible, decide acabar con el crimen. Para ello, deberá enfrentarse con el gángster Big Boy Caprice (Al Pacino) y su banda. Sin embargo, su voluntad se tambalea cuando conoce a la seductora Suspiros Mahoney (Madonna).


A finales de 1988, sin que su paso por Broadway hiciese mucho por levantar los ánimos sobre su carrera como actriz, Madonna empezó a interesarse por el proyecto "Dick Tracy" y en particular por el papel de femme fatale que incluía la película, y que ella pensaba que estaba hecho a su medida. Warren Beaty, director, productor y protagonista del filme, no estaba tan de acuerdo: sus primeras opciones eran Kathleen Turner y Kim Basinger, quien ya habían dado el pego en "¿Quién engañó a Roger Rabbit?" y "Batman", respectivamente, y además eran actrices "de verdad". Sin embargo, quería conocer a Madonna.

La Ciccone tardó semanas en aceptar su cita, supuestamente para aumentar la curiosidad y el interés de Beaty. Cuando finalmente se conocieron, ambos se estudiaron el uno al otro y poco después, Madonna fue la elegida para el papel. ¿Por qué? Kathleen Turner y Kim Basinger estaban ocupadas en otros proyectos, lo cual favoreció a Madonna, además de que el salario de ésta iba a ser de 1.440 dólares por semana, cuando la media en Hollywood era de 2.000.

¿Por qué estaba tan interesada Madonna en la película para aceptar trabajar por tan "poco" dinero? Obviamente la chica es lista: por un lado, con un proyecto como "Dick Tracy", se casi-aseguraba un éxito comercial, ya que iba a ser el típico pelotazo de verano, y también artístico, no todos los días se trabaja con Warren Beaty y Al Pacino; por otro, con la BSO del filme en perspectiva y un acuerdo de reparto de beneficios de la taquilla, Madonna se aseguró un buen montante y en total ganó 13 millones de dólares con el proyecto, que con la tontería, está más que bien. Vamos, sus ingresos personales en ésta superan el presupuesto de algunas de sus otras películas.

 

Por supuesto, a Warren Beaty también le interesaba tener a Madonna en su película, primero porque cantaría en la banda sonora, con toda la promoción que eso supondría y segundo porque no sólo le interesaba como actriz... Ambos se liaron y formaron una pareja sentimental, además de profesional. "Comprendo la rebelión, así que comprendo a Madonna, porque ella básicamente es una rebelde", decía Beaty para un número de "Vanity Fair" de la época.

El rodaje comenzó en febrero de 1989. Madonna estaba ilusionada con su personaje de Breahless Mahoney: "Es una cantante de club que se enamora de Dick Tracy, a su pesar. No creo que sea malvada de nacimiento, pero se le da bien ser una villana. Pero básicamente es una buena persona". Como siempre, ella y sus peculiares interpretaciones de cada personaje..

. A pesar de ser pareja, todo fue bien el rodaje, ya que Warren trataba muy bien a su novia (le enviaba flores a su camerino todos los días) y ésta, a pesar de no ser habitual en ella, se mostraba comprensiva con su director, en ocasiones ensayando tomas con él más de veinte veces hasta que Beaty quedaba satisfecho. Se notaba que Madonna quería aprender de él. El rodaje terminó y Madonna se fue a promocionar su nuevo disco, "Like A Prayer", mientras Beaty se quedó editando el filme. Eso sí, su relación amorosa siguió en marcha.


 
 


EUn año después, en mayo de 1990, se editaba "I'm Breathless", un disco de Madonna con tres canciones de la película "Dick Tracy" y el resto inspiradas por la misma. El disco, la gira de Madonna "Blond Ambition Tour" (donde había un set inspirado en la cinta) y la relación con Beaty fueron la perfecta maniobra de promoción para la película, que se estrenó en junio de 1990 y fue un éxito de taquilla enorme, doblando en recaudación, y sólo en Estados Unidos, su presupuesto. Al año siguiente, en los Oscar de 1991, la película consiguió tres premios: Mejor Dirección Artística, Mejor Maquillaje y Mejor Canción Original, por "Sooner Or Later", que Madonna cantó en la ceremonia. Era la primera vez que nuestra protagonista tenía relación, de algún tipo, con los premios más importantes del cine.

 
 

De modo que Madonna terminó la película, consiguió su contrato musical con Sire y empezó a despegar. Por su parte, Lewicki no consiguió distribuidora para el film y lo tuvo que guardar en un cajón. Ni siquiera se estrenó y tanto Madonna como él se olvidaron del tema...

... Hasta 1985. Cuando Madonna se convirtió en una mega-estrella y salieron las fotos de sus desnudos, Lewicki vio su oportunidad también. En un principio, su idea era que Madonna le pagara una cuantiosa suma para compensarle a cambio de que no editara el filme en video. Pero cuando ella le ofreció la ridícula cifra de 10.000 dólares (que no llega ni al millón y medio de nuestras antiguas pesetas) y le llevó a juicio, empezó a ver que se trataba de una estrategia promocional más que de otra cosa.

 
 
 

No hay que olvidar que esta vez, a Madonna le interesaba mucho también que la película funcionase bien, porque iba a obtener una parte de los ingresos de taquilla. Por supuesto, desde el principio hubo comentarios sobre los intereses de cada uno de los dos miembros de la pareja... y la relación entre ellos se había empezado a deteriorar después de la pasión y la ilusión del principio, principalmente por diferencias entre ambos. ¿Qué ocurriría? ¿Era mentira su noviazgo y lo usaron sólo para vender? ¿Acabarían casándose, como tenían planeado? Lo sabremos todo después de la publicidad... digo, en el siguiente episodio, cuando hablemos de "En la cama con Madonna"!

 

 
 

 

Warren Beaty hizo una fiesta de presentación de "Dick tracy" con gente importante de Hollywood y en un momento determinado, pidió a todos los invitados que dejasen de hablar, para poner la canción "Something To Remember". Todo el mundo escuchó en silencio, mirando a Madonna, y cuando terminó el tema, estallaron en un cálido aplauso, para deleite de la protagonista... poco acostumbrada a que gente de Hollywood la aplaudiese. Jack Nicholson, presente esa noche, lo recordaba así: "Madonna se quedó ahí y aceptó los aplausos con gracia... vi a esta mujer guapa, impredecible, sorprendente y joven, con lágrimas en los ojos y pensé 'Señor, es una estrella!'".

 

 

   
 

 

Las ediciones en VHS y DVD de la película no son muy distintas unas de otras, prácticamente son todas iguales cambiando tan sólo la portada, el DVD, que se puso a la venta en 2002, no traía ningún extra.

 


 

 

Esta película, ofreció a los coleccionistas de merchandising la oportunidad de hacerse con bastantes objetos curiosos, algunos bastante terribles para nuestro gusto personal, pero al final lo que cuenta en estos casos no es el acabado, si no su significado, e incluso videojuegos para alguna de las plataformas mas famosas de la época.

 

 
 
 

 

Sin duda la parte final de opinión personal es la que más me cuesta en esta película, sencillamente porque, en esta película no nos ponemos de acuerdo, mientras qe a unos nos gusta, a otros no tanto...

Aun así hemos de reconocer que Madonna funciona en ella, y lo hace porque se vuelven a repetir los dos factores que ya vimos en "Noches de Broadway" y que veremos también en "Ellas Dan El Golpe": es una de tantos actores, de modo que no cae sobre ella todo el peso de la interpretación y además su personaje tiene mucho de ella misma.

Realmente, lo que más nos atrae del proyecto es "I'm Breathless". La película supuso el momento perfecto para arriesgarse musicalmente, de no ser así, dudamos mucho de que Madonna se hubiese aventurado a grabar un disco como ese. Sin embargo, el resultado es excelente y sólo por la actuación en los Oscar 1991 ya merece la pena. Además que un disco como ese creó escuela, desde entonces, quien más y quien menos, todas las estrellitas del pop viven su momento "revival"...

Al menos esta película nos ha dejado algunas frases célebres como: "No sabes si quieres besarme ó pegarme", sentimiento que los fans compartimos con Tracy "¿Te importa si te llamo Dick?"