Título Original:
"Who's That Girl?"
Personaje:
Nikki Finn
Director:
James Foley
Año de producción:
1986-1987
Año de estreno:
1987
Reparto principal:
Madonna
Griffin Dunne
Género:
Comedia Romántica
Duración:
92 minutos
Presupuesto:
Desconocido
Recaudación Taquilla:
7,3 Millones de dólares en EE.UU.

 

Nikki Finn que acaba de salir de la cárcel después de haber cumplido sentencia por un crimen que no cometió. Es perseguida por detectives matones que quieren asesinarla. Nikki sólo quiere ¡venganza!. Louden Trott, que tiene que llevar a Nikki a la estación de autobuses más próxima y cree que el trabajo será rápido y ni sospecha que está a punto de empezar el más salvaje y frenético día de su vida.


A pesar de la decepción que supuso para su carrera cinematográfica el fracaso de "Shanghai Surprise", Madonna seguía decidida a consolidarse como actriz. "Tenía planeado hacer 'Cita a ciegas' después de 'Shanghai Surprise'", comentaba la protagonista en aquella época, "se supone que contaba con la aprobación del hombre principal y del director, pero no me dijeron que ya habían contratado a Bruce Willis... y simplemente no funcionó. Pero me emocionaba mucho la idea de hacer una comedia muy loca, así que cuando Jamie (James Foley) vino con 'Who's That Girl', fue como una recompensa para mí".

Algunos dicen que después del fracaso de su anterior película, tuvo que suplicar a Warner Brothers para que le dejaran hacer ésta, pero sin embargo, las propias palabras de Madonna después del estreno indican que la productora sí apoyaba el proyecto:

"Todos los ejecutivos de Warner tenían una actitud muy positiva con respecto a la película. Fue un proceso, con los guionistas, de cocinar el guión, mejorándolo".

El rodaje se inició el noviembre de 1986, incluyendo localizaciones en Los Angeles y Nueva York. Fue mucho más relajado que el de "Shanghai Surprise", en parte porque Madonna era muy amiga del director, James Foley y había muy buen rollo. Sus compañeros de rodaje destacaron lo accesible que era, firmando autógrafos para los hijos de los miembros del equipo.

Coati Mundi (Raúl en la película), declaró que lo volvía "loco" y también dijo de Madonna: "No descansa, es muy perfeccionista. Estaba haciendo la película y la BSO del filme, además de planear su siguiente gira a la vez. ¡Hacía todo eso y protagonizaba la película a la vez!". Mundi también se sorprendió de como la rubia mantenía la calma en la escenas con Murray, el "león".

Pero tanto perfeccionismo y ganas de avanzar le jugaban a Madonna malas pasadas, cuando como siempre, era incapaz de ser crítica con sus interpretaciones y pensaba que sus primeras tomas eran siempre las mejores. Griffin Dunne, Laudon en la peli, se desesperaba: "Prefería siempre su primera toma, cuando yo creo que hasta la cuarta o así no es cuando lo hago mejor. Siempre me decía 'ya está, ya está' y me volvía loco, como su personaje". No en vano, Dunne era un actor "de verdad" (en 1985 había protagonizado 'After Hours' - o 'Jo, qué noche', como se tituló en España- de Scorsese).


 
 

Pero Madonna volvía a interpretar a un personaje sin saber muy bien cómo, por intuición. James Foley llegó a decir de ella: "es muy instintiva y al menos lo que sale no está contaminado por el análisis".

En su empeño por hacer un papel cómico, popular, que encandilara al público, mezcló todo lo que pudo de sus ídolos femeninos de Hollywood y le puso un acento de los barrios próximos al Bronx, cuando el personaje que interpretaba era de Philadelphia. En nuestra versión en castellano, sin duda uno de los aciertos fue el doblaje, muy bien realizado y que suma muchos puntos a la película.

 
 
   

 

Paralelamente al rodaje del filme, Madonna preparó cuatro canciones para la BSO de la película, puesto que Warner había decidido explotar el filón de la Madonna-cantante a favor del proyecto (y de sus arcas). Con sólo cuatro temas, el CD de "Who's That Girl" tenía el bastante atractivo como para ser vendido como "lo nuevo de Madonna" y así fue, con el single título #1 en buena parte del mundo y 5 millones de copias vendidas.

Madonna, con su "golden" look de Hollywood (y más chupada que un palo), estrenó por fín la película en agosto de 1987, en Times Square, Nueva York, en una parada rápida de su gira (titulada... igual que la película y la BSO, por supuesto). Una multitud de fans la esperaba y ella no defraudó, llegó de diva y contó su anécdota de cuando llegó a Nueva York por primera vez con 35 dólares, se subió a un taxi, le dijo al taxista "lléveme al centro de todo" y él la dejó precisamente en Times Square. Y ahora estrenaba por todo lo alto su película. Era el sueño americano hecho realidad. "Enjoy!", gritó Madonna a sus fans... y la película quedó estrenada.

 

 

Si bien en taquilla la cosa no fue desastrosa, la crítica se cebó. La acusaban de intentar robar las características de Judy Holliday o Marilyn Monroe, en lugar de intentar explotar las suyas propias. Otras críticas, como la del "New York Times", tenían cierto aire de pena porque Madonna no fuese todo lo que podía llegar a ser: "En Madonna, Hollywood tiene una potente bomba sexual de bolsillo, pero hasta ahora sólo ha hecho tic toc". En el mundo del cine se dice que un actor o una actriz vale tanto como su última película, y Madonna acumulaba ya dos fracasos.

El estreno en Europa, ya en otoño, con la resaca del "Who's That Girl World Tour" y el éxito de la BSO, consiguió que la película se recuperara un poco y le fue mejor que en EE.UU. La excusa perfecta para Madonna para defenderse meses después del fracaso en su país natal: "En Europa consiguió buenas críticas. Creo que en Estados Unidos no funcionó porque la mezclé con mi gira. La gente se confundía con la película, el disco y la gira porque les puse a todos el mismo título. Y también pienso que hay gente a la que no le gusta que triunfe en diferentes ámbitos". En lo último dio en el clavo, porque la gira y el disco fueron un exitazo, mientras que el filme se quedó en un discreto pasatiempo.

 

 

 

 

El nombre inicialmente pensado para la película era 'Slammer' (que se puede traducir como 'golpeador' o 'el que golpea'). ¿Por qué se cambió? Pues hay dos versiones, la buena dice que Madonna tenía problemas para escribir el tema principal con ese título, así que hizo la canción 'Who's That Girl' y se cambió el nombre a la peli; la mala, que como Sean Penn zurraba a los paparazzi a la mínima de cambio en cuanto le sacaban de sus casillas, pues no era el título más indicado...

Otra curiosidad más, el score de la película está compuesto por Stephen Bray, co-escritor y co-productor también de "Causing A Commotion" y "Can't Stop", que forman parte de la BSO. Madonna se las ingenió para incluir en el proyecto a todo aquel que quiso, James Foley, Stephen Bray, y también a Patrick Leonard en los otros dos temas del disco...

 

 
     
 

Hasta el 2006 tan sólo existían ediciones en VHS de la película, cómo podeis observar todas siguen más o menos el mismo diseño de portada, las edicuibes en DVD incluyeron la banda roja.

El VHS francés incluia el videoclip del tema principal, mientras que el DVD americano lleva el trailer como "extra".

 

 

 

 

Llegados al punto de la opinión personal sobre la película... más persona ¡IMPOSIBLE! Nos encanta, una de nuestras favoritas y de las pocas que podemos ver sin cansarnos. Y sí, vale que la peli es mala con avaricia y Madonna sobreactúa (cuando le roba el taxi a un señor: "AAAAAAAAAAGH!"), pero tal vez sea eso lo que más nos entretiene.

Probablemente disfrutamos del hecho de que a Madonna cuando se pone en plan "payasa" no le gana nadie. Algo que hemos podido comprobar a lo largo de los años con momentos míticos como el Saturday Night Live 1985 (con el show de Marika), y alguno que otro más. Ya sabemos que a esta mujer no le gusta hacer el tonto pero en realidad ¡se le da de miedo! Algo, que no ha explotado demasiado y esta película es prueba de ello.

Para nosotros no es ni de lejos su peor película, ni por lo que ella piense (renegando de ella constantemente, aunque el look podemos entender que ahora la horrorice), ni por lo que opinen en las restrospectivas de su carrera en el cine... Incluso podríamos proponer un juego para demostrarlo, a ver si hay algúno de vosotros que no recordeis en absoluto algún diálogo de este clásico, por 25 de las antiguas pesetas, 1, 2, 3 responda otra vez:

Nikki: - Hoooola, soy la prima de Laudon.
Wendy: - ¿Prima? Nunca me dijo que tuviese ninguna prima.
Nikki: - Bueno, yo soy de los Trott de Atlanta, con tres t's!